martes, 18 de marzo de 2008

Nubes de Gominola



El sol resplandecía con pequeños destellos que escapaban por entre las blancas y esponjosas nubes. Demetrio, sentado en su banco de costumbre, daba de comer a las palomas. Ellas encantadas daban pequeños saltitos en busca de la miga más cercana para atraparla en su pico. El parque estaba tranquilo, como le gustaba a Demetrio. Observó como a lo lejos unos niños jugaban al balón. Todos los días que se sentaba en ese parque, observaba con atención a los muchachitos y muchachitas jugar. Como lo hacía su preciosa Carla. Siempre que los veía jugar un sin fin de emociones y recuerdos acudían a su mente y su corazón. Algunos hermosos, otros dolorosos. Recordaba como su pequeña hijita de apenas siete años mordisqueaba con impaciencia su gominola, como sus pequeños y jugosos labios se cubrían de azúcar, como enseñaba orgullosa sus dientes mellados al sonreír. Todo le recordaba a ella, cada rincón, cada esquina, cada calle, y sobre todo cada pequeño niño o niña que aún podía disfrutar de la vida. Demetrio lloraba amargamente recordando esos momentos de felicidad. Esperando impaciente que algún día acabara su tiempo para volver a reunirse con ella en donde quiera que estuviese, el la encontraría para estrecharla una vez más entre sus brazos.

1 shakes:

La_Sonyadora on 22 de marzo de 2008, 19:12 dijo...

Tu página es muy buena, me alegro que estes en el foro. Hermoso trabajo, volveré más a menudo.

Erika

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Based on a work at shakingminds.blogspot.com.
 

TRANSLATE FEELINGS IN WORDS Copyright © 2008 Black Brown Art Template by Ipiet's Blogger Template