lunes, 11 de mayo de 2009

El aborto



En estos tiempos que corren, el aborto se presenta como uno de los temas que más polémica y controversia genera tanto en nuestro país como en los demás. En este momento en lo que todo es progreso y avance hacia delante, el aborto enfrenta a los pensamientos más tradicionales con los más progresistas. Ante todo se genera un conflicto social, que en este momento no presenta una rápida solución.
En el Estado español, la nueva ley propuesta por el gobierno, ha provocado el rechazo de la gran parte de la población. Y la gran pregunta que presenta es: ¿tiene la madre derecho a determinar el destino de su inesperado hijo?

En la actualidad las relaciones sexuales entre adolescentes han aumentado de una manera más que considerable con respecto a los años anteriores. Y es que, un adolescente que aún es inmaduro, carece de los medios económicos y del sentido de la responsabilidad para criar a un hijo. Ante este problema apareció entonces el aborto, con un velo de modernidad y progreso que sin embargo solo esconde una dura realidad que se podría denominar genocidio infantil, puesto que no son escasas las adolescentes de menos de dieciocho años que quedan embarazadas ya sea por no usar protección o por un error.

El caso indiscutible, es que por el acto inmaduro de un par de niños, se le niegue la vida a un embrión ya fecundado, y por tanto, vivo.

Esta es la postura de miles de personas. Pero desde el punto de vista de la madre, en sus años de adolescencia, el niño se presenta como un obstáculo en el desarrollo de su vida cotidiana y su futuro más cercano, lo que no la exime de su responsabilidad. Sin embargo, moviéndonos por el ámbito jurídico podemos ver, e incluso defendemos, que un menor de edad, no es totalmente responsable de los actos que comete, como en los casos de homicidio y robo, un menor de edad, normalmente recibe una pena muy inferior a la real por el acto cometido. De este modo, se enfrentan los derechos que, a nivel jurídico, representan a dos niños. Entonces, ¿debería una menor de edad recibir toda la responsabilidad sobre el acto inconsciente y no deliberado de quedarse embarazada?

Una vez planteada esta pregunta, se pueden llevar a cabo una serie de planes alternativos, para aquellas adolescentes que no quieran, o no puedan hacerse cargo de su hijo, tales como: dar en adopción al recién nacido o incluso enviarlo a un orfanato. Pero bajo ningún concepto, negarle la opción de vivir.

Sobra decir que estoy en contra del aborto, y ante todo, espero que la propuesta de nuestro “amado” presidente Zapatero, nunca se legalice ni vuelva siquiera a nombrarse, puesto que si una adolescente no tiene la consciencia necesaria para votar a un partido electoral, mucho menos, tiene la consciencia de juzgar el no derecho a la vida.

1 shakes:

Assur on 11 de mayo de 2009, 20:12 dijo...

bueno bueno si tratas estos temas ahora de que hablaras mas adelante? xDD
Yo soy favorable al aborto siempre y cuando el embrión no esté muy desarollado.
No creo que por un error haya que cargar toda la vida con algo que ya de por si es complicado.
Y por lo que hace referencia a si es vida o no eso ya son posiciones dogmaticas. Porque depende de uno mismo que la consideracion de esa vida sea la misma que tiene un pollo o la de un humano.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Based on a work at shakingminds.blogspot.com.
 

TRANSLATE FEELINGS IN WORDS Copyright © 2008 Black Brown Art Template by Ipiet's Blogger Template